viernes, 21 de diciembre de 2012

Adviento


DOMINGO 4º DE ADVIENTO /C
Dichosa tú, que has creído! Lc 1, 39-45

MUJERES CREYENTES


Después de recibir la llamada de Dios, anunciándole que será madre del Mesías, María se pone en camino sola. Empieza
para ella una vida nueva, al servicio de su Hijo Jesús. Marcha "aprisa", con decisión. Siente necesidad de compartir su
alegría con su prima Isabel y de ponerse cuanto antes a su servicio en los últimos meses de embarazo.
El encuentro de las dos madres es una escena insólita. No están presentes los varones. Solo dos mujeres sencillas, sin
ningún título ni relevancia en la religión judía. María, que lleva consigo a todas partes a Jesús, e Isabel que, llena del espíritu
profético, se atreve a bendecir a su prima sin ser sacerdote.
María entra en casa de Zacarías, pero no se dirige a él. Va directamente a saludar a Isabel. Nada sabemos del contenido
de su saludo. Solo que aquel saludo llena la casa de una alegría desbordante. Es la alegría que vive María desde que escuchó
el saludo del Ángel: "Alégrate, llena de gracia".

Isabel no puede contener su sorpresa y su alegría. En cuanto oye el saludo de María, siente los movimientos de la criatura
que lleva en su seno y los interpreta maternalmente como "saltos de alegría". Enseguida, bendice a María "a voz en grito"
diciendo: "Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre".
En ningún momento llama a María por su nombre. La contempla totalmente identificada con su misión: es la madre de su
Señor. La ve como una mujer creyente en la que se irán cumpliendo los designios de Dios: "Dichosa porque has creído".
Lo que más le sorprende es la actuación de María. No ha venido a mostrar su dignidad de madre del Mesías. No está allí
para ser servida sino para servir. Isabel no sale de su asombro. "¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?".
Son bastantes las mujeres que no viven con paz en el interior de la Iglesia. En algunas crece el desafecto y el malestar.
Sufren al ver que, a pesar de ser las primeras colaboradoras en muchos campos, apenas se cuenta con ellas para pensar,
decidir e impulsar la marcha de la Iglesia. Esta situación nos está haciendo daño a todos.

El peso de una historia multisecular, controlada y dominada por el varón, nos impide tomar conciencia del
empobrecimiento que significa para la Iglesia prescindir de una presencia más eficaz de la mujer. Nosotros no las
escuchamos, pero Dios puede suscitar mujeres creyentes, llenas de espíritu profético, que nos contagien alegría y den a la
Iglesia un rostro más humano. Serán una bendición. Nos enseñarán a seguir a Jesús con más pasión y fidelidad

DICHOSO EL QUE CREE

El pensador francés Blaise Pascal se atrevió a decir que «nadie es tan feliz como un cristiano auténtico».

Pero, ¿quién lo puede creer hoy? La inmensa mayoría piensa más bien que la fe poco tiene que ver con la felicidad. En todo caso habría que relacionarla con una salvación futura y eterna que queda muy lejos, pero no con esa felicidad concreta que ahora mismo nos interesa.

Más aún. Son bastantes los que piensan que la religión es un estorbo para vivir la vida de manera intensa, pues empequeñece a la persona y mata el gozo de vivir. Además, ¿por qué iba a preocuparse un creyente de ser feliz? Vivir como cristiano, ¿no es fastidiarse siempre más que los demás? ¿No es seguir un camino de renuncia y abnegación? ¿No es, en definitiva, renunciar a la felicidad?

Lo cierto es que los cristianos no parecen mostrar con su manera de vivir que la fe encierre una fuerza decisiva para enfrentarse a la vida con dicha y plenitud interior. Muchos nos ven más bien como Friedrich Nietszche, que veía a los creyentes como «personas más encadenadas que liberadas por Dios».

¿Qué ha sucedido? ¿Por qué se habla tan poco de felicidad en las iglesias? ¿Por qué muchos cristianos no descubren a Dios como el mejor amigo de su vida?

Como ocurre tantas veces, parece que también en el movimiento de Jesús se ha perdido la experiencia original que al comienzo lo vivificaba todo. Al enfriarse aquella primera experiencia y al acumularse luego otros códigos y esquemas religiosos, a veces bastante extraños al Evangelio, la alegría cristiana se ha ido apagando.

¿Cuántos sospechan hoy que lo primero que uno escucha cuando se acerca a Jesús es una llamada a ser feliz y a hacer un mundo más dichoso? ¿Cuántos pueden pensar que lo que Jesús ofrece es un camino por el que podemos descubrir una alegría diferente que puede cambiar de raíz nuestra vida?

¿Cuántos creen que Dios busca solo y exclusivamente nuestro bien, que no es un ser celoso que sufre al vernos disfrutar, sino alguien que nos quiere desde ahora dichosos y felices?

Estoy convencido de que una persona está a punto de tomar en serio a Jesús cuando intuye que en él puede encontrar lo que todavía le falta para conocer una alegría más plena y verdadera. El saludo a María: «Dichosa tú, que has creído», puede extenderse de alguna manera a todo creyente.

A pesar de las incoherencias y la infidelidad de nuestras vidas mediocres, dichoso también hoy el que cree desde el fondo de su corazón.
P. Antonio Pagola.

martes, 16 de octubre de 2012

TODO ESTÁ LISTO... EL AGUA. EL SOL Y EL BARRO. PERO SI FALTÁS VOS, NO HABRÁ MILAGRO

El 13 y 14 de octubre estuvimos presentes en el Pueblo de San Lorenzo, en la provincia de Corrientes, compartiendo el 2º Encuentro de Jóvenes en ese lugar.

En esta oportunidad participaron más de 40 jóvenes, varones y mujeres, de San Lorenzo Pueblo, Colonia Bruñe, Ambrocio y Rincón de San Lorenzo.

También contamos con gran colaboración de jóvenes y coro de San Luis del Palmar, que con generosidad ofrecieron su tiempo y sus talentos para que nuevos jóvenes puedan vivir esta experiencia de Dios.

Este trabajo en conjunto con el Padre Oscar Barrios y toda la Comunidad de la Parroquia San Lorenzo Martir, se proyecta para que los jóvenes puedan canalizar sus búsquedas y crecer en una fe madura.

Agradecemos a todas las personas que colaboraron y rezaron para que este nuevo encuentro pueda realizarse con la Gracia de Dios.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Semana de los Padres fundadores 2012

Continuamos en la semana de los padres fundadores reflexionando y compatiendo sobre lo que significa hoy "AMAR Y SERVIR", estas palabras tan lindas que Madre Antonia tomó como lema para su vida y para la vida de toda la familia oblata.

Compartimos en imágenes algunas de las actividades que venimos realizando con los alumnos del colegio Jesús de Nazaret de Rosario:





lunes, 3 de septiembre de 2012

"AMAR Y SERVIR"

Comenzó la Semana de los Padres Fundadores en el colegio Jesús de Nazaret de Rosario, Argentina. La semana se desarrollará hasta el viernes 7 de septiembre bajo el lema: "AMAR Y SERVIR, 75 AÑOS DE HISTORIA", haciendo una alución especial a las Bodas de Diamantes que está celebrando la comunidad de Hermanas Oblatas en Rosario.

Este año agradecemos con especial cariño a los chicos y chicas del Grupo Juvenil Santísimo Redentor que están colaborando en la animación y diferentes actividades con los chicos de primaria.
Gracias por su tiempo y compromiso solidario!!!!

Compartimos algunos de los trabajos que fuimos realizando:



viernes, 27 de julio de 2012

CUANDO DIOS LLAMA: "Vengan a Mí"


Lo sé, lo siento,
tu voz me penetra hasta los huesos
y ya no puedo dar ni un paso
sin pensar en seguirte.

Miro mi cruz, la contemplo...
¿Estoy dispuesta a cargarla?
Todavía no se que contiene...
se me va develando poco a poco.

Lo sé y lo siento.
No puedo seguir esperando
tú voz es una urgencia
que trastoca mis sentidos.

Miro mi cruz...
¿Qué pasará cuando esté cansada y agobiada?
¿A dónde me llevarán tus caminos?

Lo que sabía, ya no lo sé...
Busco a tientas una certeza
y solo escucho una voz que me llama.

Siento un frenesí que me llena de emoción,
y de temor...
Me lanzo... doy un paso...
me pongo en tus manos...
Confío.
Voy a vos.

Miro mi cruz... la cargo...
Oblata del Santísimo Redentor.

lunes, 18 de junio de 2012

"Somos Instrumentos de su Amor"



El fin de semana 9 y 10 de junio estuvimos presentes en San Lorenzo, provincia de Corrientes, compartiendo el 1° encuentro de jóvenes junto a las Hermanas Oblatas bajo el lema: "Somos Instrumentos de su Amor".


En esta oportunidad participaron 44 jóvenes de entre 14 y 22 años y nos alojamos en la escuela primaria de Rincón de San Lorenzo.


Fue muy linda la experiencia de profundizar en el conocimiento personal y en el conocimiento de Jesús para así ir afianzando cada vez más la relación con Él.


El encuentro finalizó con la celebración de la Santa Misa en la celebridad del Corpus Cristi, junto al Padre Oscar Barrios y a toda la comunidad parroquial.


Las Hnas Oblatas agradecemos a todas las personas que colaboraron para que este 1° encuentro tenga lugar y así abrir una nueva puertas a los jóvenes de San Lorenzo.

domingo, 27 de mayo de 2012

El Espíritu Santo en la Iglesia

Pentecostés no se refiere solamente al propio ser individual, sino también a la realización y al crecimiento de la Iglesia. Pentecostés es el nacimiento de la Iglesia.

Cuando el Espíritu Santo llega a las personas, las une, hace posible una comunidad abierta para todo aquel que busca y pregunta. Se establece una comunidad que rompe su estrechez y se transforma en levadura del mundo. La persona completa su realización recién cuando se introduce en la comunidad, y en comunión pone manos a la obra que Dios ha dispuesto para todos nosotros: hacer este mundo más humano, constituirlo y formarlo a la voluntad de Dios e impregnarlo del Espíritu de Dios.

La Iglesia es la comunidad de aquellos que juntos dan testimonio para la resurrección de Jesús. Allí donde las personas carecen de esperanza, donde la oscuridad de la muerte parece triunfar sobre la vida, ella debe testimoniar el triunfo de la vida sobre la muerte, del amor sobre el odio, la posibilidad de resurrección en medio de la muerte.


Anselm Grün

martes, 6 de marzo de 2012

Recordando a Madre Antonia

16 de marzo 1822 - 28 de febrero de 1898



Antonia, sorprendida y conmovida, descubre la llamada  a un servicio que levanta a la dignidad y como María, la profetisa (Ex 15,19-20), "clama con su pueblo bajo la opresión de Egipto” con la esperanza de “cantar y danzar para celebrar la liberación”.

El dolor de esta realidad influye en su psicología. Se convierte en mediadora de las mujeres a quienes se les roba el cuerpo.

A sus 42 años y enamorada profundamente de Dios, comienza a desarrollar toda  una teología encarnada:
Ø  “Las chicas son la gracia de Dios.”
Ø  “Quiero yo que mis hijas vean en ellas la imagen de nuestro Divino Redentor”
Ø  “No somos religiosas que tenemos chicas, sino que somos madres y maestras de las chicas,y para hacer santamente este oficio somos religiosas…”

Antonia Mª. de Oviedo y Schönthal, Madre Antonia de la Misericordia, tuvo el don de arrojar luz con la sabiduría de quien camina  en constante proceso de búsqueda.

Todas las Oblatas afirmamos que Antonia sigue siendo Ayuda y guía por su personalidad, su recorrido espiritual, su carisma y su pedagogía de vida en la misión que Dios puso entre sus manos.

En este siglo XXI predomina también entre las mujeres un espíritu nuevo, gracias a ti, Antonia, y a otras muchas que han ido abriendo camino. Como las mejores  fotografías, los rasgos mas valiosos de tu carácter se revelan en la oscuridad y se contemplan en la luz. Gracias, Antonia, por creer en los sueños, en la vida, en la locura de un Dios que AMA.

La historia de esta gran mujer es una historia de opción y de cambio. A sus 48 años eligió un nombre nuevo: Antonia María de la Misericordia. En las historias de los profetas, la
Misericordia (heded) es una sobrecogedora característica de Dios, que oye y ve el sufrimiento de los que han sido condenados en la tierra por otros seres humanos, e interviene desde el amor. Este nombre, que configura los últimos  veintiocho años de la vida de Antonia, es expresión  de la verdadera profundidad de su persona.

Hoy, ante el drama de muchos lugares del mundo donde se viven enfrentamientos, injusticias y sufrimiento, su elección y su opción de la vida constituyen toda una invitación para cada mujer y cada hombre que habitamos este querido mundo.  

Del Libro: “Antonia, Mujer de inclusión”
Antonia Mª DE Oviedo. Su secreta aptitud para vivir
Maria Luisa Cotoli Suárez, osr