sábado, 27 de marzo de 2010

Nadie te ama como yo

Estamos concluyendo el tiempo de cuaresma y comenzando a vivir la Semana Santa.
Este es un tiempo propicio para descubrir y experimentar el amor de Dios Padre Misericordioso. De una manera especial Dios nos espera, con los brazos abiertos, para abrazarnos con un amor único.


Las parábolas de la Misericordia que encontramos en el capítulo 15 del Evangelio de Lucas nos muestran esta imagen de Dios que es todo amor y ternura.

Si tenés una Biblia te invito a buscar estas parábolas, éstas historias que Jesús cuenta para mostrarnos la verdadera imagen del Padre.

La Semana Santa es un tiempo que nos regala la Iglesia para dejarnos abrazar por Dios, es la Semana del Amor Mayor, en donde Jesús se juega por nosotras/os, nos rescata, nos salva para siempre y ya no morimos más.

Que lindo es que podamos experimentar el amor de Dios en nuestras vidas, Él solo espera que lo aceptemos y nos dejemos a abrazar con su ternura.
Que esta Semana Santa puedas abrir el corazón y dejarte amar por Él.


viernes, 26 de marzo de 2010

Mes de la Mujer en el Santísimo

En el Colegio Santísimo Redentor de Ramos Mejía en Bs. As., en el mes de marzo, nos encontramos con los chicos y chicas del nivel secundario para charlar y reflexionar a cerca de las mujeres en situación de prostitución y víctimas de trata.

En un ambiente celebrativo compartimos 2 spot televisivos que armaron en el 2007 alumnos del 5º año del Colegio Schonthal de Capital Federal para la campaña "Por una mirada de género".

Compartimos aquí algunas resonancias de lo trabajado:
  • Hay cosas que el dinero no debería comprar.
  • la dignidad de las mujeres es invaluable.
  • la mujer no es una cosa que se pueda comprar.
  • la prostitución no es un trabajo, es una violencia que deja heridas imborrables.

Te invitamos a sumarte a esta reflexión...




martes, 9 de marzo de 2010

Las Maravillas de Dios

Salmo en busca de un proyecto de vida



Es el momento, Señor, de orientar mi vida;
Es la hora de dar rumbo a mi existencia;
Estoy a punto para descubrir un nuevo camino;
No me sirve, Señor, el vivir en eterna encrucijada.
Estoy ante ti abierta como la playa al mar.;
Estoy en busca de tus pasos, de tus huellas.
Quiero dejar atrás mis caminos y entrar por “tus caminos”
Quiero decir sí al plan de Dios para los sueños de mi vida.

Aquí estoy Señor, y te digo sin rodeos:
Señor, qué quieres que haga?
Aquí estoy Señor, como Samuel en la noche
Y te digo: habla, que tu siervo te escucha.
Aquí estoy Señor, como María cuando era joven
Y te dijo: He aquí la esclava, que se haga según tu palabra.
Aquí estoy Señor, con un corazón disponible como el tuyo
Y te digo: “Quiero hacer tu voluntad”

Señor, ¿qué quieres de mí? ¿Qué me pides?
Señor, ¿cuál es el plan del Padre para mi vida?
Señor, ¿cuál es el proyecto que quieres que realice?
Señor, ¿a qué me llamas? ¿por donde quieres que camine?
Señor, ¿cómo estar segura de tus caminos en mi vida?
Señor, ¿cómo se yo que es eso lo que deseas de mi y no otra cosa?
Señor, ¿seré capaz de ser fiel a la llamada que me haces?
Señor, ¿y si me equivoco y tengo que volver atrás?
Señor, ¿cómo comprometerme si no estoy plenamente segura?

Preguntas, Señor, siempre preguntas. ¿Cuándo saldré de la duda?
Yo quiero tener claro cada paso del camino.
Yo quiero tener mis seguridades y tengo miedo a lo imprevisible.
Si no me animo a arriesgar:
¿Estoy disponible para ti?

Quiero, Señor Jesús, salir de esta confusión en que vivo.
Quiero, Señor Jesús, escucharte y dar respuesta a tu llamada.
Quiero, Señor Jesús, quedarme libre para seguirte.
Quiero, Señor Jesús, arriesgar mi camino con el tuyo.
Quiero, Señor Jesús, dejar mis miedos, dar paso a mi fe de joven.
Quiero, Señor Jesús, fiarme de tu plan porque me amas.

Yo sé que me has mirado, que has puesto tus ojos en mí.
Yo sé que me quieres para ser servidora de tu Reino.
Yo sé que me das la fuerza de tu Espíritu para ser enviada.
Yo sé que es posible realizar tu plan y ser feliz.

Señor, quiero hacer de tu Persona y Evangelio,
El proyecto de vida que dé sentido a mi existencia.
Aquí me tienes, Señor, para hacer tu voluntad.

domingo, 7 de marzo de 2010

Día Internacional de la Mujer


La Mujer que está a tu lado
Miren alrededor Hermanas, miren a su alrededor!
¿QUIÉN ES LA MUJER SENTADA a tu lado?
La mujer junto a ti es un reservorio inagotable de posibilidades ...
Con posibilidades que nunca han sido completamente realizadas...
Llena de necesidad y posibilidad... miedo y deseo... sonríe y frunce el ceño... risas y lágrimas... temores y esperanzas...
todas luchando por encontrar su expresión.

La mujer que está a tu lado se esfuerza por LLEGAR A SER algo particular,
llegar a algún destino ... tener una historia ... una canción ...
ser conocida y conocer ...

La mujer que está a tu lado cree en algo ...
algo precioso ...
soporta por algo ... cuenta por algo ...
vive por algo ...
corre hacia algo.

La mujer que está junto a ti... tiene problemas y temores, y se pregunta cómo lo está haciendo ...
y muchas veces no se siente muy bien al respecto ...
a menudo es desorganizada y a veces está cerca del caos ...
pero dotada de gran fortaleza frente a la adversidad ...
y capaz de sobrevivir a grandes dificultades.

La mujer que está junto a ti es una colonia de personas ...
personas que encontró en el trayecto de su vida ...
padre y madre, amigo y enemigo.
La mujer que está a tu lado tiene algo que hace bien ...
algo que puede hacer mejor que nadie en el mundo entero ...
hay algo que ella y sólo ella puede hacer ... pero no se atreven a decírtelo.

La mujer que está a tu lado puede vivir contigo, no sólo estar a tu lado... ella puede vivir, no sólo para ella sino para ti también...
ella puede confortarte, encontrarte, entenderte si eso es lo que quieres... y a su vez, ella ha de ser entendida también.

La mujer que está junto a ti... no puede ser plenamente entendida...
ella es más que cualquier descripción o explicación ...
nunca puede ser totalmente controlada, ni debería serlo.
La mujer junto a ti es un misterio...
y la Palabra hecha carne es un MISTERIO.

El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros...
y así mis hermanas (y hermanos) miren a su alrededor ...
Porque CRISTO ESTÁ AQUÍ, EL MURIÓ y RESUCITÓ, ALLELUIA!

Cortesía de Vidimus Dominum - El Portal para la Vida Religiosa www.vidimusdominum.org