miércoles, 11 de mayo de 2011

Cierre del Bicentenario del Nacimiento del Padre Serra - 11 de mayo de 1810-

Hacemos memoria...

Estamos en el año 1864.

En el Hospital de san Juan de Dios, descubre el drama que soportan las mujeres que ejercen la prostitución en aquel Madrid de mediados del siglo XIX.
¿Qué futuro digno les espera a la salida del hospital? Sencillamente: ninguno. Porque el que hay es insuficiente. Serra se conmueve y todo su ser queda afectado por esta situación. Situación que le provoca a convertirse en alternativa de humanidad y evangelio. Veamos como él se expresa: “después de haber asistido mucho tiempo a los enfermos de este hospital, he visto que entre las enfermas es grande el número de las que quieren dejar esa vida. He hablado con las directoras de esos establecimientos destinados a recogerlas, pero en vano. Se encuentran llenos, y las muchachas, no obstante sus buenas disposiciones, se ven obligadas a abandonarse otra vez por las calles por no haber quien las quiera admitir. Esto era demasiado doloroso para que yo pudiera presenciarlo sin determinarme a hacer algo a favor suyo”

Avezado y hábil para hallar recursos sobre todo cuando se trata de acompañar a personas en dificultad, conecta con instituciones, idea estrategias, recurre a influencias, apela a la reina, denuncia y anuncia como el profeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario